París Francia 2015

El Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, resaltó este lunes en la Cumbre de Cambio Climático 2015 en París, Francia, que la nación demanda mayor respuesta a los esfuerzos de su gobierno en la protección del medio ambiente.

El mandatario en tono enfático pidió un “basta, basta que por acciones de otros países Honduras sufra las graves consecuencias”

“No venimos a pedir limosnas, venimos a demostrar con hechos completos nuestro sufrimiento y los aportes que le hacemos la mundo”, agregó.

Además exigió el cumplimiento de cinco puntos importantes para evitar el calentamiento global en el mundo.

“Demandamos: uno, reconocer como obligatorios los mecanismos de compensación y perdidas de daño respectivamente. Dos, cumplir el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas. Tres, que se reconozca la alta vulnerabilidad de Centroamérica. Cuatro, el acuerdo que hoy firmemos sea legalmente vinculantes. Cinco, que no permitamos que la temperatura siga creciendo”.

El mandatario indicó que para el cambio climático “no hay plan B para salvar la Tierra, este es el momento. Hagámoslo, por nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos”, declaró en su intervención en uno de los plenarios donde deben hablar durante toda la jornada unos 150 jefes de Estado y de Gobierno.

Recordó que este año Honduras perdió el 20 % de los bosques de pino y tuvo que activar planes de emergencia para evitar hambrunas y subrayó que los países no son “iguales desde el punto de vista de las causas y las consecuencias”.

“Quienes más han contribuido a generar las crisis medioambientales del planeta, más tienen que contribuir a resolverlas”, añadió el jefe del Estado hondureño, quien subrayó que su país reducirá sus emisiones “en un 80 %” y restaurará “un millón de hectáreas de tierra degradadas”, entre otras propuestas.

Hernández llamó a implementar el mecanismo de ayuda a las pérdidas y daños, a cumplir el principio de las “responsabilidades comunes pero diferenciadas” y un acuerdo vinculante.

“¿Cuánto dinero será suficiente para satisfacer los deseos de ganancia de nuestros hijos y de los hijos de nuestros hijos?”, se preguntó el presidente de Honduras.